Quiero compartir contigo lo ocurrido en una reunión estratégica con 4 de mis colaboradores más cercanos.

Espero que esta experiencia te sirva como me sirvió a mí.

Hace unos días reuní a la cúpula de una de mis empresas, 4 colaboradores con más de 10 años de antigüedad en la empresa con responsabilidades en el área comercial, producción, servicios generales y servicios a domicilio respectivamente.

El objetivo de la reunión era plantear las posibilidades de crecimiento de la empresa, identificar los nichos más rentables, proyectar la evolución de los mercados pero principalmente definir cómo sería la empresa en que cada uno quería trabajar en los próximos 5 años.

El tema ya había sido adelantado y conversado unos días antes con la finalidad de que cada uno tuviera tiempo de reflexionar sobre el asunto.

Los responsables de producción y comercialización dieron su visión, proyección y plantearon la estructura empresarial y estrategia para llevar a cabo los objetivos planteados.

Cuando le tocó el turno al responsable de servicios generales, mi mano derecha, expresó “quiero ganar más plata”.

Silencio…

Confusión…

El responsable de producción se adelantó y le dijo que estábamos pensando en incorporar personal, que no era cuestión de que él trabajara más horas…

Yo mismo le pregunté, para esclarecer el concepto, cuál era su idea, que tenía en mente, cómo pensaba aumentar su productividad o si estaba pensando en un cambio de rol, a lo que contestó…

“Yo quiero ganar más plata porque con lo que gano no me alcanza para tener el nivel de vida que creo que me merezco.”

Pateó el tablero.

Fin de la reunión.

REPORTE GRATUITO:

*Mis mejores técnicas para comunicación por email*

Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Cada persona tiene una manera diferente de exteriorizar sus necesidades.

Lo que otros plantearon desde lo teórico él lo planteó desde su necesidad.

El mensaje es claro, debemos aumentar la rentabilidad de la empresa para aumentar los sueldos.

Debemos concentrarnos en nuestros mercados más rentables y profundizar en ellos al tiempo que debemos ir abandonando aquellas actividades que ya no son tan lucrativas.

En eso estamos en este momento.

El objetivo a mediano plazo no será tan teórico como construir marcas, lograr el mayor índice de satisfacción al cliente, ser líderes en los mercados en que trabajamos o servir a nuestra comunidad sino que nos enfocaremos en ganar más dinero para aumentar los sueldos y la satisfacción de nuestro personal.

No es que vaya a cambiar nuestra misión como empresa pero es difícil cumplir con la misión sin estar tranquilos de saber que nuestra gente puede alcanzar sus objetivos particulares.

Me siento responsable por ello porque fui yo el que proyectó una ideología de “hacer el bien” sacrificando ganancias y mercados focalizando en la respuesta a largo plazo y la construcción de marcas sin darme cuenta que mis colaboradores estaban postergando sus propios sueños al seguir mi visión.

Déjame tus comentarios sobre este tema tan complejo, yo personalmente los leeré y te daré mi opinión. No todos los problemas tienen una sola solución pero si este artículo te ayuda a identificar una problemática similar en tu organización yo estaré satisfecho.

Gracias…

Santiago Botas – Consultor de gestión empresarial
Reporte gratuito: Mis mejores técnicas para comunicación por email